La hospitalidad ocupa un lugar importante en la vida de los monjes benedictinos. El monasterio dispone de una modesta hospedería para acoger a las personas que quieran vivir unos días de oración y silencio.

 

Para mayor información, puede marcar al número fijo (4) 8610839 de lunes a viernes en horario de 9:15 a 11:15 a.m. y de 2:30 a 4:30 p.m. La atención y reservas se realizan exclusivamente por este teléfono. Les pedimos tener mucha paciencia ya que puede tomar algún tiempo comunicarse debido al alto número de llamadas. 

 

 

Dado que el número de habitaciones disponibles es limitado (8) recomendamos hacer sus reservaciones con 4 meses de anticipación.

 

 

 




                                                                                   Recomendaciones a nuestros Huéspedes

 


1. Vienes al monasterio buscando “retiro” y “recogimiento”. En la soledad Dios habla al corazón. Cuida pues el silencio que se te ofrece, y regálalo a los demás huéspedes. Si has de dialogar con alguno de ellos utiliza los locutorios y/o la zona verde frente al monasterio. Evita al máximo las conversaciones en el pasillo y/o las habitaciones de la hospedería, al igual que en el templo y el atrio.

La habitación que se te asigna es espacio privilegiado de silencio y oración. No entres allí amigos o familiares, ni uses radio, grabadora o instrumentos musicales.

2. Procura llegar a las celebraciones litúrgicas cinco minutos antes de lo programado en el horario; así podrás disponerte mejor interiormente, y se te podrá explicar  el orden de la celebración y los textos que se van a utilizar. Así mismo, al finalizar cada celebración es conveniente que esperes unos minutos en tu puesto por si hay algún aviso que darte para la siguiente actividad.

3. En la celebración de la liturgia de las horas procura moderar el volumen de la voz y trata de fundirte con el coro de los monjes. Como los cantos son todavía nuevos para ti, sigue mentalmente el texto; lentamente, y con mucha discreción, podrás integrarte sin  desentonar.

 



4. Aprovecha al máximo el tiempo dedicado en el horario a la LECTIO DIVINA. En comunión con los monjes permanece en tu habitación, haz silencio, y escucha al Señor. Las pistas para la Lectio, que encuentras también sobre tu mesa, pueden ayudarte.

5. El monje hospedero está a tu disposición para ayudarte en lo que sea necesario, entre las 9 y 11.30 de la mañana, y entre las 2 y 5 de la tarde. Si no lo encuentras en la hospedería puedes solicitarlo a través de la portería del monasterio (tocando la campana)

6. Te agradecemos si nos ayudas a mantener limpios y en orden los diversos espacios. Atención especial requiere la cafetería de huéspedes. En el cuarto de aseo del sector de los locutorios puedes encontrar instrumentos para la limpieza.